2.19.2009

~transporte público.

Todos sabemos lo deplorable que están la mayoría de los coches de la catamarcana línea 109.
Unos cosos gigantescos rugientes oxidados humeantes temblorosos latosos entierrados, a tal punto que recomiendan aplicarse la antitetánica antes de viajar en ellos. Y ni que hablar de cuando uno debe abonar el peso cincuenta del boleto esquivando la filosa uña larga del meñique que la mayoría de los ferchos tiene.
Pero el vetusto 109 tiene algo que lo diferencia de las demás lineas pitucas cochescerokaemecajaautomatica no tienen...
Es la única línea donde los choferes, al subir uno, te dicen: "¡Buen día!"
Y eso a las 6.45 se agradece sobremanera.

Un representación alegórica de lo que debería ser el 109.

2 comentarios:

astn. dijo...

ah!, bueno, se ve que algunas cosas en el sistema de transporte publico catamarcano van cambiando; y no me refiero al "modico" precio que paga uno para hacer un lindo viajecito por la apasible ciudad. sino q me refiero a la onda de los ferchos como dice mi amigo perro. cuando yo frecuentaba dichos micros lo unico bueno era que la onda del movil la ponia FM La Casona o en su defecto FM El Cerro...

astn.

magnolia dijo...

pues el transporte publico no es tan malo cuando lo usas ebrio, es una experiencia delirante.

saludos!!